abril 03, 2009

Youtubear, feisbukear, tuitear, plurkear... puede ser tan beneficioso como trabajar

Hay personas que se concentran en las condiciones ambientales (por decir de algún modo) más sorprendentes, por ejemplo, los que dicen que pierden la concentración si el ambiente es silencioso, si no tienen personas alrededor, etc, etc. Ni decir los que son masoquistas y prefieren estar bajo presión todo el tiempo, para mantener su nivel de productividad.

Ok, eso para las condiciones de la vida 1.0.

En la otra esquina, están los de la vida 2.0, aquellos, como en mi caso (y expreso públicamente que me la paso con el móvil en mi mano casi todo el tiempo -cuando Digitel, mi operadora móvil, me lo permite, ya que está fallando demasiado y no le veo fin a la pesadilla- interactuando por Twitter, Plurk, Facebook, revisando mi Gmail y uno que otro blog cuando no estoy frente a una PC o mi laptop), andan más metidos en la vida virtual que en la realidad.

Pues bien, extrayendo de elEconomista.es:
Un estudio de la Universidad de Melbourne indicó que la gente que utiliza Internet por motivos personales en el trabajo es en torno a un 9%o más productiva que los que no lo hacen.

Brent Coker, del departamento de Gestión y Marketing de la universidad -y autor del estudio-, afirmó que "la navegación ociosa por Internet en el lugar de trabajo" ayuda a ajustar la concentración de los trabajadores.

"La gente necesita distraerse un momento para volver a su concentración", indicó en la página web de la universidad (http://uninews.unimelb.edu.au/news/5750).

"Descansos breves y no intrusivos, como una rápida navegación por Internet, permite descansar la mente, llevando a una concentración total neta más alta para un día de trabajo, y como resultado, un aumento de la productividad", dijo.

Según el estudio, realizado sobre 300 trabajadores, el 70 por ciento de las personas que utilizan Internet en el trabajo se distraen con este tipo de navegación.

Entre las actividades más populares están buscar información sobre productos, leer páginas de noticias online, jugar online y ver vídeos en YouTube.

"Las empresas gastan millones en software para impedir a sus empleados ver vídeos, utilizar páginas de redes sociales o comprar online, bajo el argumento de que cuesta millones en productividad perdida", señaló Coker. "Ése no es siempre el caso".

Sin embargo, el experto recordó que el estudio se refería a personas que navegaban con moderación, o estaban en Internet menos del 20 por ciento de su tiempo total en la oficina.

"Los que se comportan con tendencias de adicción a Internet tendrán una productividad más baja que los que no la tengan", aseguró.

Interesante los resultados obtenidos, sobre todo hay que acotar la prudencia y moderación al respecto, por lo que tampoco hay que dejarse llevar en la relación *a mayor tiempo de ocio, mayor productividad*... a menos que seamos unos verdugos y experimentados en el asunto. Solo basta con ajustar nuestro tiempo para el despeje mental durante unos minutos y luego a la rutina de la jornada laboral.

Vía: elEconomista.es
Web: http://uninews.unimelb.edu.au/news/5750